Cuatro pandilleros de la MS condenados por extorsionar un comerciante en Jujutla


Por: ; mayo 20, 2019

Ahuachapán. Cuatro pandilleros pertenecientes a una estructura de la Mara Salvatrucha, que se dedican a intimidar, amenazar y extorsionar comerciantes del municipio de Jujutla, en el departamento de Ahuachapán,  deberán cumplir 10 años de cárcel cada uno, después de que un tribunal diera validez a la acusación Fiscal, y los declarara culpables del delito de Extorsión Agravada, en perjuicio de la víctima protegida clave “Tegucigalpa”, hechos ocurrido en el mes de mayo del 2017.

El jefe de la oficina Fiscal de Ahuachapán, Cristóbal Hernández, identifico a los pandilleros como: Juan José Uto Jiménez, de 40 años; Ronal Alberto Monroy Rivas, de 26 años; Luis Enrique Panameño Recinos, de 23 años y Jennifer Rosibel Colocho Girón, de 19 años de edad; todos miembros de  la Clica Cerritos Locos Salvatruchos de la MS, que operan en el municipio de Jujutla.

La victima clave “Tegucigalpa”, al interponer la denuncia el 31 de marzo 2017, se mostró ofendida del delito de Extorsión, contra los cuatro sujetos, quienes llegaron a su negocio y bajo amenazas a muerte, le exigen una “renta” de US$50.00 quincenales; además le previnieron de no dar aviso a la “jura” (policía).

Por temor ante las amenazas, la victima comienza a entregar la “renta”, hasta que ya no soporta con tal situación y decide denunciar el hecho, lo que da origen a la investigación, a través de la organización de dispositivos de vigilancia, control y seguimiento, con los cuales se logró individualizar a los sujetos, y su posterior captura, a través de ordenes administrativas, giradas por la Unidad de Patrimonio Privado y Propiedad Intelectual de la oficina Fiscal de Ahuachapán.

Durante la vista pública se desarrolló en el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán, el 16 y 17 de mayo de 2019, los fiscales del caso a través de pruebas aportadas de tipo pericial, documental y el testimonio de la víctima clave “Tegucigalpa” y de los agentes captores, quedaron establecidos los actos que cada imputado realizaba al momento de cobrar la “renta”, resolviendo el Tribunal, condenar a cada uno de los imputados una pena de a 10 años de cárcel.

 

Esta nota ha sido leída veces