Cuatro pandilleros de 18 Revolucionarios condenados por Homicidio y Agrupaciones Ilícitas

Arturo Villeda; abril 24, 2018

Mejicanos. Cuatro integrantes de la pandilla 18 Revolucionarios de la clica Taynis Locotes Revolucionarios (TLR), que operan en el municipio de Cuscatancingo, purgarán una pena de prisión entre los 69, 43 y 33 años de prisión, por haber participado en el doble Homicidio Agravado, en perjuicio de Óscar Ismael Morales Urrutia y Arnoldo Armando Rodríguez Pérez, ocurrido en agosto de 2016, afirmaron Fiscales de la Unidad de Vida de la oficina de Mejicanos.

Los pandilleros de la 18 Revolucionarios fueron identificados como: Kevin Oswaldo Guevara, alias “Colowy”; Walter Orlando Najarro Aguilar, alias “Zancudo”; José Jerónimo Landaverde Bonilla, alias “Guira” y Óscar Gabriel Durán Monterrosa, alias “Negro Pan”; a quienes se les acusa de los delitos de Homicidio Agravado y Agrupaciones Ilícitas.

El doble homicidio se registró el 21 de agosto 2016, aproximadamente a las 5:00 de la mañana, las víctimas fueron privadas de libertad en San Salvador, y posteriormente sus cuerpos fueron localizados en una casa “Destroyer”, ubicada en Colonia Carolina II, casa número 22, Pasaje número 2, del municipio de Cuscatancingo.

Según la relación de los hechos las víctimas fueron interceptadas en el interior de un microbús de la ruta 20, que hace su recorrido desde Cuscatancingo hacia el centro de San Salvador y viceversa, el testigo clave Gabriela”, iba como pasajero al interior de esa unidad de transporte colectivo, cuando a la altura de la parada del ex cine Central de San Salvador, observó que se subieron dos sujetos y se sentaron en la parte derecha del microbús, el microbús seguía su rumbo hacia el Cuscatancingo, y en la parada conocida como El Atlacatl, abordaron el “Kinfly, Colowy, Payaso y Pan Negro”.

Los pandilleros comenzaron a interrogar  de forma violenta los dos sujetos que se habían subido en la parada del ex cine Central al igual que al resto de  pasajeros; “de qué lugar eran originarios y su lugares de residencia”, por lo que al momento que les preguntaban a las víctimas y ellos les contestaron “que eran de la zona de la Colonia Santa Rosa”; pero los pandilleros no les creyeron y el “Payaso”, dijo literalmente “estos hijos de pu… no son de allí, son de allá abajo del cagadero; ya van a ver lo que les va pasar”.

Posteriormente el “Kinfly” y el “Negro Pan”, brindaban seguridad a las víctimas, mientras que el  “Negro Pan”, hablaba por teléfono y decían “aquí llevamos a estos hijos de pu… ya”; obligando a punta de pistola a esos dos sujetos a que se bajaran en la parada conocida como el “Gringo”; ubicada en la primera etapa de la Colonia Santa Rosa, Jurisdicción de Cuscatancingo, y a todos los pasajeros que iban en el microbús les dijeron ¨ver oír y callar, cuidadito con llamar a la policía, sino se mueren¨;.

Al llegar a la parada mencionada, ya los estaban esperando alrededor de 15 pandilleros de la zona, entre hombres y mujeres, al parecer brindando seguridad, entre ellos José Jerónimo Landaverde alias “Guira”y “Walter Orlando Najarro alias el “Zancudo”, que al bajar a las víctimas del microbús los comenzaron a golpear y los llevaron a en una casa de la Colonia Carolina II, de Cuscatancingo, donde posteriormente fueron localizados muertos.

Durante la vista pública desarrollada ene l Juzgado Especializado de Sentencia “A” de San Salvador, se condenó a Kevin Oswaldo Guevara, alias “Colowy”, a una pena de 69 años de prisión; Walter Orlando Najarro Aguilar, alias “Zancudo”, se condenó a 33 años de prisión; José Jerónimo Landaverde Bonilla, alias “Guira” y Óscar Gabriel Durán Monterrosa, alias “Negro Pan”, se les impuso la pena de 43 años a cada uno, por doble Homicidio y Agrupaciones Ilícitas.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS