Condenan a prisión a tratante de menor y a ex Juez de Cuentas por pagar actos sexuales

Jorge C.; noviembre 9, 2016

trata_de_personas

Diferentes años de prisión deberán cumplir dos sujetos, entre ellos un ex Juez de Cuentas, de la Corte de Cuentas de la República (CCR), a quienes la Fiscalía General de la República (FGR), les comprobó en juicio la participación delictiva en delitos ligados a la explotación sexual de menores.

El informe de la Unidad Especializada de Trata y Tráfico Ilegal de Personas de la FGR, confirmó que el Juzgado Segundo de Sentencia de San Salvador, emitió el fallo de tipo condenatorio en contra de Luis Fernando Gómez, por el ilícito de Trata de personas Agravada. También, al ex Juez de Cuentas, Manuel Enrique Escobar Mejía y Eliseo Salomón Bautista Monterrosa; los encontró culpables por Remuneración por actos sexuales o eróticos.

La representación fiscal acreditó abundantes elementos probatorios en este proceso, los cuales fueron detallados durante el juicio, a los cuales el juzgador les dio validez y al final de la audiencia los declaró responsables penalmente.

En el caso de Gómez, fue sentenciado a cumplir 10 años y seis meses de prisión; respecto a la pena para Escobar Mejía, deberá purgar cinco años de prisión, porque el juzgador consideró que actuó de forma violenta y sádica en contra de la víctima. El tercer condenado, Bautista Monterrosa, le imponen tres años, pero se le aplicó la suspensión condicional de la pena, debiendo cumplir en ese periodo con trabajo de tipo comunitario y otras medidas restrictivas a su libertad.

Según la investigación fiscal, los hechos ocurrieron en el año 2013, cuando la víctima tenía 14 años de edad y llegó a la cervecería “El Carbón”, en el barrio San Miguelito de esta capital, a traer un dinero que le habrían enviado. El administrador de ese negocio, la convenció para que se quedara a “trabajar” y posteriormente la obligó a sostener relaciones sexuales con los hombres que frecuentaban el establecimiento.

Según el relato de la víctima, el administrador la obligó a cobrar determinadas cantidades de dinero, debiendo entregarle $ 5.00 por cada vez que estuviese con un “cliente”. Es así como en esa situación sostuvo encuentros con los dos sujetos, pero en el caso de Escobar Mejía, fue quien ejerció diferentes formas de violencia física al momento de estar a solas con la menor.

La pequeña pudo escapar del referido negocio y así alertó a las autoridades de los vejámenes que sufrió.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS