Condenan a pandillero de la 18 revolucionarios por Tenencia Ilegal de Arma de Fuego

Arturo Villeda; octubre 5, 2017

Apopa. El 3 de octubre de 2017, la Unidad de Vida de la oficina Fiscal de Apopa, logró la condena de tres años de prisión, para un pandillero de la 18 Revolucionarios , en el Juzgado Segundo de Sentencia de San Salvador, por el delito de Tenencia, Portación o Conducción Ilegal o Irresponsable de Arma de Fuego.

El imputado identificado como Juan Carlos Cañas Rivas, de 28 años de edad, miembro activo de la  18, fue capturado en flagrancia en el interior de la urbanización Tikal Norte, del municipio de Apopa, departamento de San Salvador, por elementos de la Policía Nacional Civil (PNC), destacados en el Sistema de Emergencias 911, en cooperación con soldados que vigilaban en la zona.

Los hechos ocurrieron el 25 de diciembre de 2015, mientras un equipo de tarea conjunta de la Fuerza Armada patrullaba la zona, cuando son alertados que unos sujetos con apariencia de pandilleros no dejaban circular a las personas, entre ellos se encontraba el imputado.

Al llegar los soldados al lugar, rodean a los pandilleros para interrogarlos e intervenirlos, pero Cañas Rivas, huye de la escena, escondiéndose tras unos vehículos, y sacó el arma de fuego por la que fue condenado, una pistola marca CZ calibre nueve milímetros; posteriormente comenzó a dispararle a los agentes de la Fuerza Armada quienes contestaron el ataque y lesionaron en una pierna al imputado logrando neutralizarlo.

Durante el juicio el Fiscal del caso, menciona que el equipo de tarea conjunta de la Fuerza Armada, al tener controlada la situación, interrogó al involucrado y le pidió la documentación que amparara la legalidad del arma, pero el imputado señaló que no la tenía por lo que los soldados denunciaron el hecho a la Policía Nacional Civil, quienes al llegar continuaron con el procedimiento de captura.

Ya en el lugar los agentes procedieron a la aprehensión  de Ever Samuel Beteta Ramos, Wilfredo Hércules Alvarenga y Marvin Eduardo Hércules González, quienes se encontraban con el imputado en un primer momento.

Finalmente el juzgador dictaminó una sentencia condenatoria de tres años de prisión para el pandillero.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS