Logo-Fiscalía-General-de-la-República

Garantizando el acceso a la Justicia

Condenan estructura de la pandilla 18 por homicidio y agrupaciones ilícitas en Soyapango

Por ; junio 20, 2017

Soyapango. La Unidad de Vida e Integridad Física de la oficina Fiscal de Soyapango, reporta la condena a penas entre los tres y 40 años de cárcel, para 24 miembros de la pandilla 18 sureños, entre ellos cinco palabreos; que estuvieron recluidos en el ex penal de Cojutepeque, por los delitos de Homicidio Agravado y Agrupaciones Ilícitas, que operan en el municipio de Ilopango, informó el jefe de la unidad Guillermo Argueta.

Según dijo la jefe Fiscal las penas imputas a estos pandilleros por el delito de Agrupaciones Ilícitas son de nueve años para los cinco palabreros; así como de cinco y tres para otros 10 colaboradores y soldados de esta misma clica; y además a ocho más de ellos, se le impuso pena de 20 años de prisión por el homicidio de Kevin Omar Rubio; en el caso de Manuel de Jesús Portillo, alias “pingüino de Cojutepeque”, le impuso 40 años, por el homicidio de Israel Gómez Orellana y Carlos Iván Renderos; ocurrido en el interior del ex penal de Cojutepeque, en el mes de enero de 2012.

La relación de los hechos describe que se les imputan a los pandilleros son: el caso de homicidio de Kevin Omar Rubio, ocurrió el 16 de mayo de 2010, en el Kilómetro 12 ½ de la Carretera  Panamericana, en la comunidad ADESCO Flores, en Ilopango; mientras que el doble homicidio ocurrió el 6 de enero de 2012, sucedió frente al sector 3 del Ex Centro Penal de la Ciudad de Cojutepeque, contra los internos Carlos Iván Renderos e Israel Gómez Orellana; y por el delito de Agrupaciones Ilícitas es en perjuicio de la Paz Pública.

El caso de homicidio del adolescente Kevin Rubio, se debió a que este mantenía relaciones sentimentales, con la compañera de vida de otro pandillero alias “Freed boy”, además proporcionaba información a la Policía, por lo que deciden asesinarlo en un “Miri” (reunión) realizada dos días antes del hecho, en las bartolinas de la Delegación de Ilopango; al quedar libre dos de los participantes, engañan a la víctima, al hacerle creer que sería “poste” (seguridad) para un hecho ilícito, y al ir con ellos lo matan en la Comunidad ADESCO Flores.

Mientras el caso denominado Penal, dos días antes de matarlos, se reunieron los líderes de la pandilla 18 Sureño, recluidos en el Ex Centro Penal de Cojutepeque, en un “Miri”, con la finalidad de hacer limpia de los que tenían marca en la pandilla (irrespeto a las leyes de la pandilla), por lo que se acordó eliminar al “Viejo Spaider de Chulto”, por haber baleado a un miembro de la pandilla sin motivo; y el “Viejo Mala Noche”, por haber violado a la madre de un “homboy” del Puerto de La Libertad, todos dieron el aval de matarlos.