Condenan dos agentes de la PNC por incumpliento de deberes en Soyapango

Arturo Villeda; septiembre 5, 2017

Soyapango. La Unidad de delitos contra la Vida e Integridad Física de la oficina Fiscal de Soyapango,  reporta la condena de cuatro años de cárcel, a dos agentes d la PNC, quienes estaban destacados en el Sistema de Emergencia 911 de esta jurisdicción, luego de haber sido encontrados culpables del delito de Incumpliento de Deberes, en perjuicio de la administración pública, explicó el jefe de la Unidad, Guillermo Argueta.

El jefe Fiscal identifico a los dos miembros de la corporación policial como: Jacinto de Jesús Ayala Abarca y Salvador Armando Barahona Avilés, los cuales fueron encontrados culpables del delito de Incumpliento de Deberes, luego de realizar un mal procedimiento durante un allanamiento realizado en flagrancia en la Colonia El Pepeto, pasaje número 9, Polígono “P”, Casa 10, del municipio de Soyapango, departamento de San Salvador.

Según la relación de los hechos, aproximadamente a las 11:30 de la mañana, del 4 de junio de 2015, en la dirección arriba descrita, se escucharon denotaciones de arma de fuego , por lo que se hicieron presente los agentes policiales Ayala Abarca y Barahona Avilés; asimismo llegan otros miembros policiales en apoyo de los imputados, porque al parecer ahí se encontraban los sujetos que habían hecho los disparos.

Por lo que ingresaron a la vivienda bajo el periodo de la flagrancia de “los hechores”, los agentes condenados, eran los más activos, quienes encontraron en el baño de dicha vivienda dos bolsas conteniendo unas piedras enrolladas en papel aluminio, al parecer cocaína; además un aproximado de 20 bolsas pequeñas conteniendo hojas al parecer marihuana y una bolsa conteniendo una fuerte cantidad de dinero en efectivo, en billetes de diferentes denominaciones; En el lugar no encontraron a ninguno de los que realizaron los disparos de arma de fuego.

Al lugar llegaron el supervisor de turno de la subdelegación de Soyapango y su equipo compuesto por tres agentes más, quienes fueron informados por el comandante guardia en turno de la Subdelegación, siendo estos quienes observaron la actitud hermética de los imputados en el procedimiento, ya que no hicieron el procedimiento común para el hallazgo de ese tipo de evidencia, como: dar aviso al equipo de Inspecciones Oculares, Investigador y equipo de la División Antinarcótico, para realizar la prueba de campo, realizando los imputados el procedimiento de una forma indebida, y  como consecuencia el supervisor de turno que llego al lugar realizó un informe del procedimiento hecho por los imputado, haciendo del conocimiento de las autoridades correspondiente.

Durante la vista pública desarrollada en el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador, el Fiscal del caso presentó la evidencia recopilada durante la investigación de tipo Documental, Pericial y la declaración de los otros agentes que se hicieron presentes al lugar, por lo que le juzgador   condenó a cuatro años de prisión a cada uno de los imputados.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS