Condenan a “cachete” por feminicidio Agravado contra su esposa en Guazapa

Arturo Villeda; Agosto 11, 2017

Apopa. German Alas Morales, alias “Cachete”, pasará sus próximos 45 años tras las rejas de una prisión, por el delito de Feminicidio Agravado, en perjuicio de su esposa, a quien asesinó, mutilo y calcino a su esposa Rubia Angélica Morales de Alas, en el mes de abril de 2014, en el municipio de Guazapa.

El Fiscal del caso de la Unidad de Vida de la oficina de Apopa, demostró con la declaración del testigo protegido clave “Perú”, además de las pruebas Periciales y Documentales, la autoría del homicidio de Morales de Alas, por parte de su esposo Germán Alas Morales, las cuales tras ser validadas estas pruebas de cargo, el Juzgado Cuarto de Sentencia de San Salvador, emitió un veredicto de culpabilidad, y lo condenó a 45 años de cárcel.

Rubia Angélica Morales de Alas, fue asesinada el 6 de abril de 2014, Lotificación Nance Verde, Cantón Santa Bárbara, del municipio de Guazapa, en el Departamento de San Salvador, luego de una discusión con su esposo por la custodia de sus hijos, según relato el testigo protegido clave “Perú”.

La investigación del caso inició con el levantamiento de restos humanos calcinados no identificados el 8 de abril de 2014, en una Barranca, Ubicada en Lotificación Nance Verde, Cantón Santa Bárbara, Jurisdicción de Guazapa; posterior a la inspección realizada, se recibe denuncia interpuesta en la Oficina Fiscal de Apopa, el 10 de abril de ese mismo año, por la señora Maria Dolores Rodríguez de Morales, madre de Rubia Angélica, por el delito de Privación de Libertad en perjuicio de su hija, quien manifiesta que su hija estaba desaparecida desde el domingo 6 de abril, luego de haberla visitado a ella en su casa de habitación, y retirarse a la casa de su esposo, a eso de las 7:00 de la noche.

Agregó la madre de la víctima que desde ese día no sabe nada de su hija, por lo que se comunicó telefónicamente con los hijos de Rubia Angélica, de 10 y 15 años de edad, así como también con el abuelo de  Rubia, quienes residen en Jucuarán, Departamento de Usulután, quienes no le dan razón de su hija; además le busco en casa de su esposo y vecinos y nadie le daba razón de ella; dijo que la distancia que hay entre la casa de su hija, y la casa de ella, es de aproximadamente 200 metros, que su hija últimamente había tenido problemas con el esposo, y por eso se había ido a vivir a Jucuarán con dos de sus hijos y el abuelo, por lo que existe sospecha que el esposo de su hija tenía que ver con su desaparición.

Teniendo indicios de lo sucedido, se solicita Registro con Prevención de Allanamiento en la vivienda del señor Germán Alas Morales, en el Juzgado de Paz de Guazapa, siendo este autorizado, llevándose a cabo dicha diligencia, en la casa ubicada en la Lotificación Nance Verde, Cantón Santa Bárbara, donde se localizaron varias evidencias, como: fragmentos al parecer de restos humanos, restos de material quemado de origen desconocido, un azadón con mango de madera conteniendo manchas de origen desconocido, un envase plástico conteniendo sustancia desconocida, y una muestra en tela con una sustancia al parecer sangre.

Es así que posterior a estos hechos se envía a la madre dela víctima al Instituto de Medicina Legal de San Salvador, a realizarse análisis de ADN, tomando muestras de los restos encontrados tanto en el interior de la vivienda, como con los localizados en la barranca el 8 de abril, teniendo un resultado de identificación positiva, identificando de esa manera dichos restos humanos calcinados como Rubia Angélica Morales de Alas.

Dentro de las investigaciones del caso, se logró encontrar a una persona que ayudo al esclarecimiento del caso, el testigo con régimen de protección “Perú”, quien manifestó como sucedieron los hechos el 6 de abril, alrededor de las 9:00 de la noche, en la casa del esposo de la víctima, en momentos que él se dirigía a su casa, pudo observar y escuchar, que en el patio de la casa estaba “Cachate” discutiendo con su esposa, donde ella le decía “me voy a llevar al niño”, y Germán , la agarró del cuello a Rubia y le dijo “primero te mato puta antes de que te lleves al niño”.

La discusión le llamo la atención al testigo, pero siguió caminando y como a eso de las 10:30 de la noche de ese mismo día, observo fuego  y salir humo en el patio de la casa de Germán, mismo lugar en el que vio que Germán tenia agarrado del cuello a Rubia; a las 5:30 de la mañana del día lunes 7 de abril, manifiesta que al dirigirse a su trabajo y pasar por la casa de “Cachete”, sintió el olor a humo y a carne quemada, y al imputado iba saliendo del interior de esa vivienda y llevaba chineado un niño pequeño; además vio que “Cachete”, tenía arañones en los brazos, e iba con rumbo a Carretera Troncal del Norte, para abordar el transporte colectivo.

 

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS