Condenan al tío de una menor de ocho años por agredirla sexualmente


Por: ; febrero 9, 2017

Chalatenango. La Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la oficina Fiscal de Chalatenango, logra pena de ocho años de prisión contra Jorge N., de acuerdo a la decisión del Tribunal de Sentencia de Chalatenango, luego de encontrarlo culpable del delito de Agresión Sexual en Menor o Incapaz, previsto y sancionado en el  artículo 161 del Código Penal, en perjuicio de su sobrina, una niña de cuatro años de edad.

El jefe de esta oficina Fiscal, Emilio Hidalgo, explicó que este caso paso por varias instancias hasta llegar al Tribunal de Sentencia de Chalatenango, el cual el 3 de abril de 2013, donde se absolvió al imputado; luego de eta resolución la Fiscalía presentó varios recursos de apelación ante la Cámara Cuarta de lo Penal de la sección Centro, la que confirmó la sentencia absolutoria. La Fiscalía nuevamente inconforme por esta resolución, presentó un nuevo Recurso de Casación ante la Sala de lo Penal,  y en diciembre de 2014, que esta Cámara declara inadmisible el mencionado recurso de apelación.

Ante esta resolución la Fiscalía presenta un nuevo Recurso de Casación, el 15 de julio de 2015, y el  6 de septiembre de 2016, que la Cámara resuelve anular la Sentencia Absolutoria, dictada por el Tribunal de Sentencia de Chalatenango, y ordena la Reposición del Juicio. Fue así que la nueva Audiencia de vista pública se desarrolló el 31 de enero de 2017, en el Tribunal de Sentencia de Chalatenango, donde se encontró culpable al imputado y se le condenó a la pena de ocho años de prisión.

El caso inicia el 13 de enero de 2012, cuando la abuela de la víctima llevo a su nieta a la Unidad de Salud, debido a que la niña  de cuatro años de edad, tenía picazón en su vulva desde hacía tres meses, la cual iba empeorando, la doctora que la atendió no quiso darle tratamiento, ya que sospechaba que la niña había sido abusada sexualmente, y es así como la Doctora y la abuela empezaron a preguntarle a la víctima si alguien le había tocado su “vulvita”, la niña manifestó que era su tío «Koki», quien le había tocado con la mano, en la cama en la casa de la abuela.

En la investigación inició con la denuncia de la persona que tiene el cuidado personal de la víctima, el  12 de enero de 2012, la cual interpuso en la Fiscalía General de la República, ese mismo día se realizó peritaje de genitales en el cual se determinó que la víctima presentaba un eritema en el área de genitales y una escasa secreción cremosa blanquecina, se solicitó certificación de expediente clínico de la Unidad de Salud, se contó con evaluación psicológica de la víctima, que estableció que ella presentaba secuelas de abuso sexual.

Además se contó con la declaración anticipada en Cámara Gesell, donde la victima pese a le edad fue consistente y reiterativa en lo narrado al doctor que la atendió en la Unidad de Salud, y en toda la investigación, con testimonio de la madre de la víctima y con la abuela que cuidaba a la menor, también se realizó inspección del lugar del hecho, se contó con la certificación de la partida de nacimiento de la victima.

Esta nota ha sido leída veces