Condenan a seis pandilleros de la 18 por delitos de homicidio a 30 años de cárcel

Arturo Villeda; junio 15, 2018

La Paz. La Fiscalía General de la República con sede en Zacatecoluca, logró la condena de 30 años de prisión, para dos pandilleros de la 18 Sureños, por los delios de Homicidio Agravado en perjuicio de Abel Antonio Rosales Orellana, ocurridos el 14 de septiembre de 2014, en el Cantón El Copinol, de la jurisdicción de Zacatecoluca, departamento de La Paz; explicó el jefe de la oficina Juan Hernández.

Según informó el jefe Fiscal, la audiencia de Vista Pública fue llevada a cabo el 14 de junio de 2018, en el Tribunal de Sentencia de Zacatecoluca, contra de los imputados: Morgan Amilcar Barahona Comayagua, alias “Tucán”; José Alonso Hernández Rosales, alias “Liro, Chato o Coyote”; Walter Antonio Cardoza Barahona, alias “Bestia o Coco”; José Gabriel Barrera Zavala, alias “Coche Bomba”; Armando Bladimir Barrera Escobar, alias “Cora” y José Manuel Cornejo Guzmán, alias “Cindy o Saylin”; por lo que se impuso a cada uno la pena de 30 años de prisión por el Homicidio consumado.

Los seis pandilleros de la 18 Sureños, se les atribuye el  delito de Homicidio Agravado, previsto y sancionado en el artículo 128 relacionado con el artículo 129 Numeral 3 del Código Penal, en perjuicio de la Abel Antonio Rosales Orellana,

La relación de los hechos describe que a las 07:40 de la mañana, del 14 de septiembre de 2014, en la Lotificación Los Gemelos, del Cantón El Copinol, de la jurisdicción de Zacatecoluca, Departamento de La Paz; en momentos que la víctima Rosales Orellana, se encontraba realizando labores agrícolas y fue sorprendido por el grupo de pandilleros, antes mencionados.

Los imputados portaban armas de fuego, y se dirigieron a la víctima a la cual rodearon; diciéndole la “Bestia”: “Al fin te encontramos perro, de aquí no te podes correr”; pegándole el “Cora” un puñetazo en la cabeza, y “Coche Bomba”, le puso el arma de fuego que portaba en la cabeza, pegándole una pechada, y le decían “Ahora habla pendejito”; a lo cual la víctima suplicaba que no lo mataran.

Todos los sujetos retrocedieron de cuatro a seis metros aproximadamente, y “Coyote” les dijo que le dispararan, y fue cuando “Geovani”, le hace un disparo seguidamente la “Bestia”, le hace otros disparos, luego “Cindy” y “Morgan”, le hacen varios disparos con fusiles, lo que provocó que la víctima cayera al suelo, acercándose Tomás, le pegó una patada, diciendo ya está muerto.

Mientras esto sucedía “Chucho Mono”,  estaba dando seguridad, y al escucharse en el sector unos gritos despavoridos que decían “Lo mataron ingratos”; fue entonces que “Cora” dijo “Vámonos maje”, y todos salieron huyendo por un callejón de la Lotificación Los Olmos.

En la audiencia fue el imputado Josué Eduardo Orellana Zavala, alias “Chucho Mono”; fue separado del proceso, porque no fue trasladado; mientras que José Tomás Martínez, alias “sloqui”, fue declarado rebelde en la etapa de instrucción.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS