Condena de más de cinco años de cárcel a miembros de pandilla 18 Sureños por Robo Agravado


Por: ; abril 19, 2018

Soyapango. Condena de cinco años con seis meses de prisión contra tres pandilleros de la 18 sureños, fue impuesta por un Juzgado de Paz de Soyapango, esto luego de ser declarados culpables del delito de Robo Agravado, en perjuicio de dos personas que gozan de régimen de protección de víctimas y testigos, según informó el jefe de la oficina Fiscal de Soyapango, Miguel Iraheta.

El informe dela Unidad de Solución Temprana de la Fiscalía, identifica a los imputados como Abel Omar Martínez Bonilla, José Mariano Ruíz Flores y Nelson Balmore Guerrero Alvarado; los tres pertenecientes a una estructura criminal que opera en la jurisdicción de Soyapango, departamento de San Salvador.

Durante la vista pública desarrollada en un Juzgado de Paz de Soyapango, quien fue el responsable de instalar el juicio contra los acusados, a los cuales se les atribuyó el delito de Robo Agravado, luego de haber sido capturados en flagrancia por miembros de la Policía Nacional Civil.

Los sucesos se dieron en la Colonia Castillo II, del Municipio de Soyapango, el 23 de febrero de 2018, cuando las víctimas con clave “Tango uno” y “Delta dos”, a eso de las 10:00 de la noche, salieron de trabajar, se dirigieron a cenar a un lugar de San Salvador; estando allí estuvieron en contacto telefónico con Nelson Balmore Guerrero Alvarado, a quien conocen desde hace tres años, por medio de una amiga en común.

La conversación era para dicho sujeto llegara al lugar, este les dijo que no, pero luego cambió de parecer y llegó donde estaban las víctimas; al llegar convenció a las víctimas para que lo acompañaran a su casa; estando  en dicho lugar, fueron agredidos físicamente y despojados de tres teléfonos celulares (dos tango uno y uno de delta dos),  por tres sujetos; durante la agresión física, los imputados les exigían que les dijeran de  que pandilla eran, y que les dieran los nombres de los palabreros y de los demás miembros de la clica.

Las víctimas les pedían que los no los agredieran porque ellos no son de pandilla y que no tenían información de pandillas de sus zonas de residencia y que los dejarán ir; los sujetos hacían caso omiso  de lo manifestado por las víctimas y las continuaban agrediendo físicamente; en el lugar de los hechos los tuvieron aproximadamente tres horas, durante las cuales a la vez que los agredían a golpes en diferentes partes del cuerpo,  el sujeto Abel Martínez  Bonilla, llamaba por teléfono de manera insistente, a otros miembros de pandilla,  pidiéndoles  que llegarán al lugar porque allí les tenían unos regalitos para picarlos (refiriéndose que les tenían a las víctimas para desmembrarlas).

Mientras dicho sujeto hacía las llamadas, los otros dos cuidaban que las victimas permanecieran en el lugar amenazándoles que si se intentaban ir las picarían (las matarían). Finalmente al no tener respuesta de los otros sujetos pandilleros, Abel Omar y Nelson Balmore, les dijeron a las víctimas que se fueran, pero que no fuera avisar a la policía porque si no más rápido los matarían.

Las victimas informaron a la policía, los cuales procedieron a la búsqueda de los sujetos hasta encontrarles, deteniéndoles en flagrancias y encontrándoles a los imputados Abel Omar Martínez Bonilla y José Mariano Ruíz Flores,  los teléfonos de las víctimas.

El Tribunal, basándose en las pruebas aportadas por la Fiscalía determinó imponer la pena de prisión de ocho años para cada uno de los acusados, además del pago de $1000.00 para cada uno, en concepto de responsabilidad civil.

 

Esta nota ha sido leída veces