Condena de 24 años de cárcel por Homicidio Agravado en Santa Ana


Por: ; agosto 17, 2017

Santa Ana. La Unidad de Delitos Relativos a la Vida e integridad Física de la oficina Fiscal de Santa Ana, logró condena de 24  años de prisión, contra Mario Alexabi  Cabrera, alias “Capullo”; después de que un Tribunal lo encontrara culpable de Homicidio Agravado, en perjuicio de Emmanuel de Jesús Rivera Leones, hecho sucedido el 21 de noviembre de 2016, en el del Caserío El Progreso 1, Cantón San Jacinto, en el  municipio de Coatepeque, del departamento de Santa Ana.

Según informó el jefe de esta oficina Fiscal, Carlos Herrera, el imputado enfrentó la vista pública, ante el Tribunal Segundo  de Sentencia de Santa Ana, donde la Fiscalía presentó una serie de elementos de pruebas, entre los que se encuentran los resultados de peritajes, evidencia documental y principalmente el relato del testigo clave “Progreso”; logrando establecer la culpabilidad del imputado en el homicidio.

Luego de escuchar los alegatos tanto de la defensa como de la representación Fiscal, el Tribunal después de validar las pruebas presentadas por ambas partes, encontró culpable a Mario Alexabi  Cabrera, dictando una condena de 24 años de cárcel.

En la relación de los hechos consta que el testigo “Progreso”, caminaba sobre la calle principal del Caserío El Progreso 1, cuando escuchó una fuerte discusión del interior de una delas viviendas, por lo que decide ingresar a verificar que pasaba, desde la puerta de la cocina vio que Mario Alexabi Cabrera, alias “Capullo”, junto a otra persona, que conoce como Carlos “Zorra”, estaban con un corvo cada uno, agrediendo a una persona que tenían en el suelo; por temor a ser descubierto, “Progreso” se retiró del lugar. Refirió que después se enteró que en ese lugar habían asesinado a Emmanuel de Jesús Rivera Leones.

El propietario de la vivienda donde ocurrió el hecho, declaró en la audiencia, que la víctima e imputados estaban en su vivienda, y se retiraron porque iban a comprar licor; momento que él aprovecho para retirarse para ir donde su hija, dejando  la puerta de la vivienda con un candado que según dijo no servía; al regresar encontró abierta la puerta principal, el candado en el suelo y además observó que había un charco de sangre en la cocina, salió a la calle, enterándose que habían matado a Emmanuel.

En la escena se encontraron dos envases de licor a los cuales se les extrajeron huellas, las que se analizaron y dieron positivas con el imputado Mario Alexabi  Cabrera.

En el hecho que también participo Carlos “Zorra”, quien se encuentra enfrentando el proceso en la etapa de instrucción.