Cabecilla de la P18 a nivel nacional condenado a 932 años de cárcel, junto a policías, empleados judiciales y abogados

Litzardo Rivas; octubre 6, 2017

San Salvador. Una “importante e histórica” condena logró la Fiscalía General de la República, con la sentencia de una mega estructura delincuencial en el oriente del país, formada por ex jueces y colaboradoras de juzgados especializados, policías y abogados, que se dedicaban a delinquir con la pandilla 18 sureños, y a comercializar ilegalmente droga a nivel internacional.

El Director de la zona Oriental, German Arriaza, explicó que el caso denominado “Conexiones”, estaba conformada por 175 imputados de los cuales fueron condenados 149.

Y destacó entre las condenas, la del cabecilla a nivel nacional de la P18 sureños, José Timoteo Mendoza, que purgará una pena de 932 años de prisión, por haber ordenado desde el penal de Cojutepeque, donde estaba recluido, el asesinato de tres mujeres, 26 homicidios, cinco extorsiones, proposición y conspiración en el delito de homicidio y organizaciones terroristas, entre otros.

Timoteo Mendoza, que guarda prisión en el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, ya había sido condenado a 117 años por otros actos criminales, los cuales sumados a los 932, hacen un total de mil 49 años de cárcel.

También, dos ex jueces propietarios de los Juzgados Especializados de Instrucción y de Sentencia de San Miguel, Enrique Beltrán y Jorge González Guzmán, fueron condenados este año, por estar ligadas a la misma estructura delincuencial a 14 y 4 años, respectivamente. Mientras, que el juez suplente de sentencia del mismo tribunal, Rodolfo Castillo, purga una pena de 18 años de prisión.

Los ex operadores de justicia fueron encontrados responsables de emitir resoluciones a favor de imputados ligados a esta estructura criminal y de recibir favores.

Por estos mismas acciones deshonestas y delincuenciales, las colaboradoras jurídicas del Juzgado Especializado de Instrucción, Marilín Lisseth Carballo fue condenada a 69 años; y Estela Zavala a 15 años, por revelar información de testigos protegidos y proporcionar información a la pandilla de las personas que se iban a capturar por órdenes de la FGR.

Lisseth Carballo es prófuga de la justicia porque un Juzgado la benefició con medidas sustitutivas a la detención provisional, lo que aprovechó para huir.

Otros pandilleros, como Nery David Salmerón González, fue condenado a 256 años; José Luis Guzmán a 235, José David Guidos Carrasco a 233, Héctor Alexander Pineda Benítez a 195 y José Armando Rivera Méndez a 173.

 

El trabajo coordinado en las investigaciones entre diferentes Unidades de la oficina Fiscal de San Miguel y la Unidad Especializada de Delitos de Narcotráfico, permitieron a través de la herramienta de las escuchas telefónicas y las pesquisas de investigación con la Policía Nacional Civil, establecer las conexiones entre jueces, colaboradores jurídicos de los juzgados, policías y abogados.

9 policías condenados a penas entre los 46 y 26

 La Jefe de la Unidad Especializada de Delitos de Narcotráfico, Cecilia Rivera, destacó que, de 90 procesados por delitos relacionados c

 

on el tráfico y comercio de droga, fueron condenados 46 por diferentes delitos.

Nueve de los sentenciados son agentes de la Policía Nacional Civil, quienes estarán en prisión entre los 46 y 26 años por los delitos de Cohecho y Fraude Procesal.

Los agentes colaboraban con la pandilla y una estructura de narcotraficantes del oriente del país, facilitando información, y en un caso colocaron droga a una persona para acusarla de comercializar estupefacientes.

Otras de las condenas importantes, es en contra de Luis Edgardo Franco Arévalo, condenado a 188 años de prisión, quien en varias ocasiones había sido procesado por la comercialización de droga, pero era beneficiado por los Jueces, entre ellos, Enrique Beltrán, que lo puso en libertad.

También, José Enrique Torres fue condenado a 92 años y medio de cárcel, también ligado al tráfico y comercio de droga.

La Jefe de Narcotráfico enfatizó que en la investigación se realizaron 35 incautaciones de droga, que alcanzaron un peso de 15 kilos, y se decomisaron 110 mil dólares.

 

 

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS