Adolescentes de la pandilla 18 sancionados con pena máxima de 15 años de internamiento por Homicidio

Litzardo Rivas; septiembre 6, 2017

San Miguel. Fiscales de la Unidad Penal Juvenil de la oficina de San Miguel, demostraron la responsabilidad penal de dos miembros de un grupo de la Pandilla 18 Sureños, que participaron en dos casos de Homicidios Agravados, ocurridos en los municipios de Chinameca y Nueva Guadalupe.

En la Vista de la Causa en el Juzgado de Menores de San Miguel, el Fiscal del caso demostró que el adolescente, José N., participó en el doble homicidio de Pablo Humberto Cruz Jiménez y Oswaldo Arnulfo Córdova Aparicio.

Ambos jóvenes fueron acribillados a tiros el 11 de agosto de 2015, en la calle principal del cantón Las Mesas, de la jurisdicción de Chinameca.

Mientras, que la adolescente, Marina N., también fue sancionada con 15 años de internamiento, por su complicidad en la muerte de Oscar Antonio García, acribillado a tiros el 2 de septiembre de 2015, en el barrio San Juan, del municipio de Nueva Guadalupe.

Además, se le responsabilizó de otro crimen en contra de Josué Esaú Serpa Sorto, en la calle principal del mismo municipio en noviembre de 2015.

También el menor William N., fue sancionado con cinco años de libertad asistida y reglas de conducta, por su grado de complicidad, en el asesinato de Juan Argueta Gómez.

Las sanciones fueron impuestas por el Juzgado de Menores de San Miguel, en las que además del delito de Homicidio Agravado se incluyó el de Organizaciones Terroristas, por su pertenencia a la pandilla 18.

Los crímenes se cometieron, según las investigaciones Fiscales y policiales, por las rivalidades entre la mara contraria y la lucha por el dominio de los territorios.

 

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS