Abogado y Notario procesado por pedir $ 3 mil para sobornar a Juez y Fiscal

Litzardo Rivas; octubre 3, 2017

Cojutepeque, Cuscatlán. El exagente de la División de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Civil, Abogado y Notario, Jackson Adalberto Guzmán, es procesado por solicitar a una familia un total de $ 4,000.00,  de los cuales $3,000.00, servirían para sobornar a un Juez y a un Fiscal, que conocían de un proceso penal en contra de su esposo y su hijo, procesados por Organizaciones Terroristas.

El profesional del Derecho, fue capturado el pasado viernes con una orden administrativa girada por la Unidad de Patrimonio de la oficina Fiscal de Cojutepeque, y mañana en el Juzgado de Paz de Tenancingo, enfrentará la Audiencia Inicial por los delitos de Estafa Agravada y Simulación de Influencias.

De acuerdo al Requerimiento Fiscal, el imputado, en febrero de 2017, ofreció a la familia prestarle sus servicios como defensor de los detenidos, para lo cual les aclaró que les cobraría $8,000.00.

La esposa y madre de los incriminados, le hicieron entrega el 11 de febrero de 2017, la cantidad de $4,000.00, en concepto de adelanto de sus servicios, de los cuales, $1,000.00 serían por sus honorarios y los otros 3,000.00, según el ofrecimiento del exagente policial, para cancelar una fianza en una audiencia especial, que solicitaría al Juzgado, para que los procesados recobraran su libertad.

El Abogado le entregó a la víctima un recibo elaborado a mano por la cantidad de dinero recibido y aclaró que si no concedían la fianza le devolvería los $3,000.00.

Transcurrido el tiempo, la ofendida le reclamó al incriminado que la audiencia que le había ofrecido nunca se había realizado y que tampoco había utilizado el dinero para el pago de la fianza, por lo que le demandó que le entregara los $3,000.00.

Ocho días después, el profesional del derecho, sólo le entregó $2,000.00, y le aclaró que los otros $1,000.00 servirían para el pago de sus honorarios.

Pero dos meses después Adalberto Guzmán, solicitó otros $3,000.00 a la víctima, y le aseguró que el dinero serviría para “darle un poquito al Fiscal y otro poquito al Juez”, porque ya estaba cerca la audiencia.

Ante el engaño, la ofendida decidió interponer la denuncia a la sede Fiscal de Cojutepeque, el 17 de agosto de 2017, que ha permitido su captura y que se judicialice el caso.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS